Una instalación de energía solar fotovoltaica para el autoconsumo eléctrico permite al usuario producir parte de la energía que necesita y de esta manera, reducir considerablemente la factura de su compañía eléctrica ya que no paga la energía producida por sus paneles fotovoltaicos.

    • La energía solar fotovoltaica se puede conectar a la red eléctrica interior de su establecimiento o vivienda.
    • La energía producida en los paneles se consume directamente en el establecimiento o vivienda, ahorrando gran parte de la energía comprada a la compañía eléctrica.
    • La energía generada abastece parte de las necesidades energéticas del consumidor reduciendo drásticamente la factura eléctrica.
    • La instalación de los paneles fotovoltaicos se puede amortizar en pocos años.

Instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo